La superficie ocular: Nuevos métodos de exploración y principales afecciones

Se entiende por superficie ocular la unidad anatomofuncional formada por diversas estructuras del ojo y sus anejos que permite mantener la adecuada transparencia corneal y proteger el ojo de posibles agresiones externas.

El concepto de superficie ocular es relativamente novedoso y engloba la conjuntiva, tanto palpebral como bulbar, el limbo esclerocorneal, el epitelio de la córnea y la película lagrimal precorneal. Todo ello, acompañado de los párpados y de la glándula lagrimal principal con su sistema de drenaje, contribuye, entre otras funciones, a mantener una adecuada humedad, ayudando a eliminar sustancias nocivas para la superficie corneal.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: