Fisura condilar humeral como causa de cojera crónica

Mason, un perro de raza springer spaniel de cinco años de edad, fue inicialmente examinado por una cojera de extremidad anterior derecha de presentación crónica y cinco meses de duración. El veterinario de referencia trató el problema con antiinflamatorios no esteroideos, con una mejora mínima como resultado.

En el examen inicial se confirmó una cojera de intensidad leve en la extremidad anterior derecha. Su examen ortopédico consciente fue difícil de llevar a cabo debido a la extrema timidez del paciente, que se negaba a permanecer de pie y a relajarse. Por lo tanto, no se apreció una reacción convincente de dolor en ninguna manipulación. El resto del examen ortopédico y neurológico se consideró normal y las radiografías de codo y hombro del veterinario de referencia no mostraron cambios relevantes.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: