Disnea y taquipnea de seis meses de duración en un gato

Iffy es un gato macho de diez años, de raza Maine Coon, que se presentó en el veterinario de referencia con una historia de esfuerzo y ritmo respiratorio incrementados, y disnea de seis meses de duración. Sus dueños describen un progreso muy lento de los síntomas a lo largo de las pasadas semanas, con un empeoramiento casi imperceptible y sin ningún tipo de trauma que justifique su inicio. Iffy es un gato de interior, muy tranquilo y plácido, y nunca sale a la calle, de manera que se excluye cualquier causa claramente traumática. No hay tos, ni estornudos excesivos o ruidos respiratorios, pero su respiración es más rápida de lo normal, sobre todo después de cualquier esfuerzo. En la primera visita al veterinario de referencia se le detectó una disminución de los sonidos cardíacos y pulmonares en la auscultación y se obtuvieron radiografías torácicas que revelaron una sombra de tejidos blandos que ocupaba la gran mayoría de la cavidad torácica. Esta sombra se interpretó como una masa de tejidos blandos y no como derrame pleural y se procedió a una punción intercostal con aguja fina para obtener una pequeña muestra del tejido, la cual reveló células epiteliales con características compatibles con un posible timoma. En espera de su derivación a una clínica de especialistas, se instauró un tratamiento de prednisolona 5 mg cada 24 horas para intentar aliviar su disnea, con resultados satisfactorios.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: