Comunicación portosistémica de la vena cólica izquierda

Isabela es una hembra de 3 años de edad, de raza chihuahua, que se presenta para investigar una infección recurrente de vías urinarias, con cristaluria de urato amónico. El veterinario de referencia había realizado dos cistotomías para retirar urolitos radiolúcidos, todos de la misma composición. La recuperación después de cada cirugía, incluyendo la ovariohisterectomía a los seis meses de edad, había sido, de manera subjectiva, más lenta de lo normal. El análisis de sangre (hematología) realizado por el veterinario de referencia un mes antes era normal. La bioquímica realizada el mismo día reveló un nivel de amonio y de ácidos biliares elevados. El perfil de coagulación era normal. El análisis de orina reveló ausencia de cristales o bacterias, aunque se detectó una piuria y proteinuria moderadas. Todas estas anormalidades se confirmaron en los análisis de sangre y orina realizados en esta primera visita de especialista.

Se sospechó, dada la historia y la presentación clinica, sobre la posibilidad de un problema hepático, posiblemente una comunicación portosistémica congénita. Tras una conversación con los propietarios, se recomendó proceder con una tomografía computarizada del abdomen bajo anestesia general. 

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: