Actualización del hipertiroidismo felino

El hipertiroidismo es un trastorno multisistémico derivado del exceso de producción de triyodotironina (T3) y/o tiroxina (T4) por la glándula tiroides, que funciona anormalmente. En los gatos, esta condición fue diagnosticada definitivamente a finales de la década de 1970. Desde entonces, la frecuencia de su diagnóstico ha aumentado significativamente y ahora se reconoce como la enfermedad endocrina más común del gato y uno de los trastornos diagnosticados con más frecuencia en la clínica de pequeños animales. 

La T4 es el principal producto producido por la glándula tiroides. Aproximadamente el 99% de la T4 circulante está unida a proteínas, y solo un pequeño porcentaje está libre y es metabólicamente activa. La T4 se convierte en T3 por un proceso de deiodinación extratiroidal. La T3 es 3-5 veces más potente que la T4. Las hormonas tiroideas contribuyen a la regulación de la producción de calor en el cuerpo, así como el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas. Las hormonas tiroideas también aumentan el tono del sistema nervioso simpático, con varios efectos en numerosos órganos.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: