Traumatismo craneoencefálico en pequeños animales

La incidencia del traumatismo craneoencefálico (TCE) en la clínica de pequeños animales es elevada. Las causas más comunes incluyen accidentes de tráfico, caídas desde gran altura, agresiones y heridas por arma. El tratamiento de los animales afectados debe ser inmediato para aumentar las posibilidades de una recuperación funcional aceptable para el propietario.

El trauma craneal severo está asociado con una alta mortalidad en personas y animales. Muchos perros y gatos pueden recuperarse de lesiones encefálicas graves si las anomalías sistémicas y neurológicas se identifican con suficiente rapidez. Reconocer lesiones extracraneales graves como hemorragia, heridas penetrantes en tórax o abdomen, obstrucción de las vías aéreas y compromiso de la oxigenación, ventilación o volemia es de vital importancia. Una vez identificados los factores extracraneales, las prioridades intracraneales son mantener una presión de perfusión cerebral (PPC) y oxigenación del encéfalo adecuadas, el tratamiento del aumento de la presión intracraneal (PIC), así como la monitorización constante del estado neurológico.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: