Pododermatitis en perros y gatos, un reto diagnóstico

Con el término pododermatitis se denominan aquellos procesos inflamatoria que afectan  la piel de manos y pies, incluyendo cualquiera de sus estructuras anatómicas: dedos, espacios interdigitales e interalmohadillares, almohadillas, uñas y pliegue ungueal.

La pododermatitis no es un diagnóstico, sino que hace referencia al patrón de distribución del proceso inflamatorio. Son procesos bastante frecuente en perros y no tan habituales en gatos, existiendo numerosas patologías que pueden cursar con un cuadro de pododermatitis. 

Puede presentarse de forma aislada o estar asociada a lesiones dermatológicas en otras zonas del cuerpo, o bien manifestarse con afección de una sola extremidad o de varias o de todas las extremidades. 

Es fácil que se conviertan en procesos frustrantes que merman enormemente la calidad de vida del paciente y de su propietario, pudiendo aparecer pododermatitis crónicas, en las que a la enfermedad se unen las alteraciones del tejido asociadas a la cronicidad y que dificultan el éxito del tratamiento. 

El objetivo del presente artículo es dar una visión general de las posibles enfermedades que pueden causar afección de manos y pies en perros y gatos. 

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: