Osteosarcoma de costilla en un gato

Berkeley es un gato macho castrado, de 14 años aproximadamente, que fue llevado a su veterinario porque su propietario le detectó una masa en la zona de las últimas costillas, en su lado derecho, mientras lo acariciaba. Berkeley no mostraba ningún síntoma asociado a la presencia de dicha masa y llevaba una vida normal de gato casero con libre acceso al exterior.

El veterinario remitente obtuvo radiografías de la zona en las que se observó una reacción de lesión ósea expansiva en la parte proximal de la duodécima costilla derecha y realizó una punción con aguja fina para una biopsia que reveló un diagnóstico inicial de osteosarcoma o condrosarcoma. Berkeley fue referido a una clínica de especialistas para discutir las opciones de diagnóstico y tratamiento.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: