Linfoma cutáneo epiteliotropo

El linfoma cutáneo es una entidad rara en el perro y constituye el 5% de los linfomas caninos y el 1% de los tumores cutáneos caninos. Se distinguen dos presentaciones, epiteliotropo (con tropismo por el epitelio de la piel) o no epiteliotropo (no afecta a la epidermis). En gatos, esta presentación es muy rara y se dispone de muy poca información.

El linfoma cutáneo epiteliotropo, conocido como CETL por sus siglas en inglés (cutaneous epitheliotropic T-cell lymphoma), se caracteriza por la infiltración de la piel por linfocitos T neoplásicos, con especial tropismo por la epidermis y los anejos. El CETL se subclasifica en micosis fungoide (MF), reticulosis pagetoide (PR) y síndrome de Sézary (SS). El CETL en veterinaria suele estar integrado por linfocitos T CD8+, al contrario que en personas, donde el principal infiltrado está integrado por linfocitos T CD4+.

El CETL se considera una neoplasia de bajo grado que afecta principalmente a perros de edad avanzada. Las presentaciones clínicas son variables, desde eritroderma, placas y nódulos, hasta la diseminación de la enfermedad hacia una presentación nodal en ganglios linfáticos o, incluso, hacia la forma leucémica. La piel es el principal punto de presentación, pero también puede darse en cavidad oral y uniones mucocutáneas. Es difícil establecer un pronóstico preciso, pues depende de la presentación, el estadio clínico y la respuesta al tratamiento.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: