Dermatología y problemas de comportamiento

La etología clínica es una especialidad reciente dentro de la clínica veterinaria, pero los trastornos del comportamiento suponen una parte importante de las consultas veterinarias, especialmente en el caso de la dermatología veterinaria de pequeños animales, donde existe una nueva área de estudio conocida como psicodermatología.

Como ejemplo de su importancia destaca el granuloma por lamido, más conocido como dermatitis acral, que supone el 0,7% de las consultas de clínica generalista y el 3% de las consultas de dermatología. En esta enfermedad aproximadamente el 50% de los casos tienen un origen psicógeno o idiopático, sin un historial previo de enfermedad, y el 50% restante van asociados a un problema orgánico. A dicha patología habría que sumar otras con una incidencia más reducida, tales como el tailchaising (persecución de la cola), el overgrooming (exceso de acicalado) o el picaje de plumas en aves, todas ellas con un fuerte componente psicógeno.

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: