Cómo afrontar los problemas de comportamiento

Los problemas de comportamiento son muy frecuentes. De hecho, aunque los datos varían en función del estudio (y la fuente consultada en estos estudios), entre 5 y 9 de cada 10 perros muestran, en algún momento de su vida, conductas que son molestas para su propietario.

La aproximación al diagnóstico de un problema de conducta siempre debe hacerse como si se tratara de cualquier problema médico. Por lo tanto, es muy importante que, cuando un propietario decide recurrir a un profesional para solucionar el problema de comportamiento, la conducta que muestra el animal sea considerada como el signo clínico. Los signos clínicos más comunes son la agresividad, conductas relacionadas con una reacción de miedo o fobia, problemas de eliminación, de vocalización y de destructividad. Existen otras conductas menos comunes, como las conductas que se repiten en el tiempo (estereotipias o conductas compulsivas), pero que pueden tener un grave impacto sobre el bienestar e, incluso, sobre la salud del animal. 

Identifíquese con sus datos de acceso

Podrá acceder a los contenidos completos de la revista.

Compartir: